CÓMO VIVIMOS

La Comunidad se fundó en Manises en 1925, aunque se tuvo que trasladar a Godelleta, donde reside desde 1988.

A dos kilómetros de esta localidad valenciana, se observa en lo alto de un pequeño monte una arcada de ladrillos caravista y una gran cruz, que señala dónde está la Iglesia del Monasterio dedicado al Corazón Eucarístico de Jesús, lugar donde habitamos  las Carmelitas Descalzas. En palabras de Santa Teresa: "Esta casa es un cielo, si le puede haber en la tierra para quien se contenta sólo de contentar a Dios y no hace caso de contento suyo".

La Santa Edith Stein resume el ideal de vida altruista cuando afirma que "el Carmelo es una alta montaña que hay que subir desde abajo. Ya es una gracia andar por este camino. No echo de menos hacá de lo que hay fuera en el mundo, y tengo lo que echaba de menos en él".

 

Nuestra  vida está orientada a escuchar la Palabra de Dios. En unión a Cristo y movidas por su Espíritu alaban a Dios Padre celebrando diariamente la Eucaristía y la Liturgia de las Horas. Intentamos hacernos solidarias con el mundo, y estamos animadas por el ardor apostólico que nos impulsa a entregarnos  con generosidad a la Iglesia universal: ninguna preocupación del hombre es extraña a la Carmelita Descalza. Por eso queremos  ser signo de las riquezas que encierran la comunión con Dios y con los hermanos.                                                                                 

"En el corazón de mi Madre

la Iglesia yo seré el Amor".

A imitación de Cristo que "siendo rico se hizo pobre para enriquecernos" (2 Corintios, 8, 9) y en Nazaret quiso trabajar con sus propias manos, las monjas nos sometemos  a la ley común del trabajo, ganando lo necesario para la vida.

 

Las Carmelitas de Godelleta trabajamos  en la realización de productos de cerámica: cuadros religiosos, escudos heráldicos, objetos para bodas, aniversarios, bautizos, platos, toda clase de búcaros, juegos de café..., teniendo la especialidad en cálices, patenas y todo lo necesario para las celebraciones litúrgicas. En todos ellos se procura que lleven un mensaje cristiano.

 

 

[Página principal]